martes, 27 de julio de 2010

Tipos de materia:

Al estudiar que la materia se puede presentar en estado sólido, líquido o gaseoso, fuimos capaces de clasificar cualquier materia en uno de estos tres estados. Sin embargo, también sabemos que no todos los sólidos, líquidos y gases son iguales y que hay diferencias entre ellos.

Cuando identificamos las sustancias que conforman las cosas, podemos saber si algo está constituido por una sola sustancia o por una mezcla de sustancias diferentes.

Una sustancia es una clase particular de materia formada por un mismo tipo de partículas (átomos o moléculas), que al descomponerse pierden sus propiedades características.

Por lo tanto, el origen de las diferencias entre varios sólidos, líquidos o gases se encuentra en las sustancias que los componen; por eso decimos que cada material tiene su propia composición química y que de ella dependen sus propiedades.

¿Cómo podemos clasificar las sustancias?

Hay dos clases de sustancias: las simples o elementos químicos y las compuestas o compuestos químicos.


El hierro, el cobre, el oro y la plata son sustancias simples. Como están formadas por una sola clase de átomos son elementos químicos. La mayoría de los metales que utilizamos son elementos químicos.

El agua, la sal y el azúcar son sustancias compuestas. Como están formadas por dos o más clases de átomos diferentes, el agua, la sal y el azúcar son compuestos químicos. Ahora, si el azúcar o la sal se mezcla con agua, formarán una mezcla.

Tanto los elementos como los compuestos químicos se representan con símbolos. Para los elementos se usan símbolos químicos y para los compuestos, fórmulas químicas.

Por ejemplo, la fórmula del azúcar de mesa o sacarosa es C12H22O11 y nos dice que la sacarosa está formada por carbono (C), hidrógeno (H) y oxígeno (O), en las cantidades que indican los subíndices: 12 átomos de C, 22 átomos de H y 11 átomos de O.

Según la presencia del carbono como elemento principal, los compuestos se clasifican en orgánicos e inorgánicos.

Compuestos orgánicos son sustancias en las que su principal constituyente es el carbono. Forman parte de la materia orgánica.

Compuestos inorgánicos son sustancias que están formadas por cualquiera de los demás elementos, incluido en algunos casos el carbono, pero sin que este sea el elemento principal. Forman parte de la materia inorgánica.

Entre los compuestos más simples y más importantes para la vida están el agua (H2O) y el dióxido de carbono (CO2), ambos son compuestos inorgánicos. Otro de gran relevancia para todas nuestras funciones vitales es la glucosa (C6H12O6), un compuesto orgánico, que pertenece a la familia de compuestos llamada carbohidratos.